Para qué un estudio de pisada; Muchos pacientes acuden a consulta para realizarse un “estudio de pisada” sin saber verdaderamente cuál es el objetivo del mismo. La pisada influye en el pie, la rodilla, la cadera, la lumbar, la zona dorsal, cervical, e incluso en la cabeza. Gran parte de los corredores que vemos utilizan zapatillas inadecuadas para correr, muchos tienen un gran acortamiento en la musculatura posterior de la pierna y llevan un drop muy bajo, otros presentan sobrecarga en mediopie y antepie y llevan zapatillas con poca amortiguación en esa zona o con mucho kilometraje, según estudios se observa que a partir de los 700km aumenta considerablemente la sobrecarga en mediopie, por lo que personas que tengan predisposición a sobrecargar esa zona, deberían cambiar las deportivas antes, otra de las cosas que observamos es la longitud, muchos llevan deportivas cortas y otros demasiado grandes. Pacientes que han tenido problemas de cadera, pubalgia, etc, no saben que muchas de esas patologías están directamente relacionadas con una limitación en la movilidad de la 1º articulación metatarsofalángica (zona del dedo gordo del pie). Dolores lumbares que pueden estar muy relacionados con un exceso de pronación (no significa que metas los pies hacia adentro, es bastante más complejo), pronar es fisiológico, un exceso de pronación, es aquella que sin ser llamativa ni tener un valgo excesivo de calcáneo me va a producir una descompensación de fuerzas y esto me va a producir dolor. Otro aspecto importante es el peso, gran parte de los pacientes que corren por ciudad, asfalto, y pesan más de 85kg llevan zapatillas para pesos inferiores, sin tener en cuenta que ese tipo de deportivas con el calor del asfalto y su peso , en poco tiempo van a desgastarse y según la deformidad que presenten puede ocasionarles patología.

¿Qué puede aportarnos un podólogo en este aspecto?

  • Medir la longitud exacta de nuestro pie, y orientarnos según nuestro tipo de pie (griego, egipcio ó cuadrado), el tipo de horma que nos viene bien.
  • Orientarnos sobre qué musculatura relacionada con el pie debemos estirar ó fortalecer según nuestra morfología y tipo de pisada para evitar lesiones (el fisioterapeuta también puede aconsejarnos en este tema)
  • Explicarnos con la plataforma de presiones computerizada cuáles son los puntos de máxima carga o puntos de riesgo en nuestro pie para evitar lesiones
  • En la cinta de correr valorar nuestro eje de carrera y aconsejarnos sobre la zapatilla que debemos elegir
  • Valorar nuestra técnica de carrera según nuestra morfología para aconsejarnos sobre aquellas técnicas que nos van a favorecer para evitar lesiones
  • Explicarnos cómo debemos atar los cordones de la zapatilla según nuestro tipo de pisada.
  • Valorar en caso de qué con una zapatilla no sea suficiente la colocación de unas plantillas a medida

En Podogrande, nuestra clínica de podología en Madrid, realizamos un estudio completo, orientamos al paciente sobre todos estos aspectos y aclaramos todas sus dudas, porque para nosotros “CADA PASO CUENTA”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR